Medecap

CEJAS Y BARBA

TRASPLANTE

CEJAS

Para conseguir un resultado totalmente personalizado, perfecto y satisfactorio el diseño de las cejas se realiza según la forma y el tamaño de los ojos y del rostro de capa paciente y también según sus gustos y sugerencias.

Los implanters utilizados para este tipo de tratamiento son de 0,6 mm, de modo que, es imposible dejar algún tipo de cicatriz. Además se realiza un estudio detallado de la dirección del crecimiento del cuero cabelludo y del ángulo de implantación de las incisiones al paciente, con el objetivo de conseguir un aspecto natural y una correcta densidad.

Los trasplantes de cejas son una buena elección y una solución definitiva sin riesgos para conseguir un pelo que durará toda la vida.

Razones de caída o pérdida de pelo

  • Algunas de las razones más comunes y frecuentes son los traumatismos como por ejemplo los golpes y las quemaduras; y los malos hábitos como tirar la propia persona de su propio pelo de ceja.
  • Depilaciones regulares en la zona.
    El envejecimiento, los trastornos depresivos y la alopecia areata.
  • La falta de cabello por causas genéticas (Hipotriquia congénita) u otras enfermedades auto inmunes como el lupas eritematoso sistémico.
  • Alteraciones dermatológicas (dermatitis seborreica y atópica)
    Tratamientos médicos o quirúrgicos (quimioterapia y radioterapia).

BARBA

El trasplante de barba es una técnica con unos resultados excelentes y la cual se pude apreciar rápidamente.

Las particularidades de este tipo de pelos son que el folículo piloso sólo está compuesto por un pelo y cada uno de ellos crecen de manera aislada; pero el trasplante de bigote y barba es muy similar a otros injertos capilares, pues se selecciona el pelo de la nuca y se implanta en la barba, con la peculiaridad de que los pelos seleccionados tienen que ser más densos para que se parezca al pelo natural de la barba original. Aunque los pelos de la nuca y de la barba no son del mismo calibre si se establecen en el ángulo y la dirección correctos el resultado queda de manera muy natural.

Una vez injertados los pelos de la barba, estos se caen y a los tres meses aproximadamente vuelven a aparecer conforme el ciclo natural del pelo, pudiendo hacer lo que quieras con ellos, desde afeitarlos hasta recortarlos.

Asimismo, el método no es doloroso, ya que se realiza con una pequeña cantidad de anestesia local y al día siguiente el paciente se encontrará totalmente recuperado.

Las particularidades de este tipo de pelos son que el folículo piloso sólo está compuesto por un pelo.

MEDECAP